Técnica de remo: aprende a posicionarte

En esta publicación compartiremos consejos para los primerizos a aquellos despistados que quieran optimizar esta parte clave del movimiento de remo. También conseguirás un entrenamiento más seguro.

Hay muchas cosas que influyen en tener una buena posición de agarre sobre la máquina de remo.

Si consigues tener en cada remada una buena posición estarás listo para el éxito en todos y cada uno de los golpes.

Consejos a la hora de remar

Una buena remada tiene que conseguir la configuración correcta, rápidamente, para permitir una unidad potente y rápida. Vamos a ver una serie de consejos que mejorarán tu técnica de remo:

Glúteos en el borde del asiento

sentarse correctamente maquina de remoSentarse en el asiento correctamente te preparará bien para muchos de los siguientes puntos.

Prueba a sentarte en el asiento, levantar las nalgas, colocar las caderas en una posición más neutral e inclinarse hacia adelante.
Si te es complicado de imaginar prueba esto. Siéntate en el borde del asiento como si estuvieras viendo una película de suspense.

Hombros delante de las caderas

Poner los hombros delante de las caderas te prepara para remar mejor. Después de empujar las piernas hacia abajo podrás abrir el cuerpo para obtener más potencia.

El swing del cuerpo representa el 30% de la potencia de la brazada, y si para empezar no estás poniendo los hombros delante de las caderas, ¡te estarás perdiendo todo eso!

Siéntate erguido

Muchos atletas cometen el error de «exagerar» en la brazada: estirarse tanto hacia adelante que el pecho toca sus rodillas a medida que avanzan para alcanzar una longitud adicional. Sin embargo, cuando llegamos demasiado lejos, perdemos tensión en los hombros.

Entonces, en el siguiente golpe, lo primero que tiene que suceder es que los hombros tengan que retroceder para engancharse, en lugar de que el primer paso sea empujar con las piernas.

Resumiendo, la longitud adicional no vale la pena. Realiza los ejercicios de una forma sana.

Espinillas verticales

espinillas rectas remoDetenerse cuando las espinillas están verticales (o perpendiculares al suelo) es el equilibrio perfecto entre aplicar potencia rápidamente y alargar la brazada.

Cuando “sobre comprimimos” y permitimos que nuestras espinillas pasen de la vertical, nuestros talones tardan mucho más en volver a entrar en contacto con los reposapiés.

Debemos empujar a través de nuestros talones todo el recorrido, y cuando estos suban demasiado verás lo fácil que es empujar a través de las puntas de los pies.

No todo el mundo tiene la flexibilidad para llegar hasta la posición de espinillas verticales. Si se trata de un problema de movilidad o de dolor, acércate lo más posible a la vertical. Consigue que la máquina de remo se adapte a tus condiciones y no al revés.

NOTA: Si te detienes antes de llegar a la vertical, se acorta la brazada. No pasa nada si tus talones se levantan ligeramente en el cierre del ciclo. Así te será más fácil llegar a las espinillas verticales.

Talones ligeramente levantados

Esto variará según la persona, pero la mayoría de nosotros necesitamos levantar ligeramente los talones en el cierre para que las espinillas estén verticales. Si tienes la flexibilidad para mantener los talones apoyados y aun así mantener las espinillas verticales, ¡estás de enhorabuena!

Brazos rectos

Queremos que nuestros brazos actúen como correas en el cierre. Es posible que hayas escuchado «cuando los brazos se doblan, el poder se acaba» en lo que respecta al levantamiento de pesas.

¡Lo mismo ocurre con el remo!

La mejor manera de transferir ese poder es con los brazos rectos. Doblarlos desperdicia una energía preciosa que luego no se puede utilizar para obtener una remada más rápida.

Dorsales activados

remo activando dorsalesAntes de comenzar una nueva remada, cuando estemos en la posición de agarre, queremos activar los dorsales y tirar de nuestros hombros hacia atrás y hacia abajo. Sentarse de forma erguida ayudará a usar esta posición.

Esto crea tensión en la parte superior de nuestro cuerpo. Al mirar la parte de la espalda y los hombros, deberás crear una letra J.

Es el mismo tipo de tensión que al levantar una barra de pesas. Para tirar correctamente, necesitamos que esos dorsales estén activados antes (y no durante) la remada.

Trabajar en la posición de agarre te ayudará con el resto de la brazada. Después de todo, ¡empezar bien es el primer paso!

Notas para entrenadores / instructores

Como entrenadores, es importante observar detenidamente la posición con que empiezan tus atletas. Lo más importante es que te ayudará a que no sufran lesiones, ¡pero también a que ganen más potencia!

Observa que tal realizan el movimiento de remada. Esto te ayudará a identificar partes a mejorar.

Hay dos áreas, en particular, que deberás analizar. Vamos a verlas detenidamente:

Comprueba que las espinillas de tu atleta están en posición vertical

Esto es lo más importante que debes buscar.

Es bastante fácil ver si un remero se comprime demasiado cuando tira hacia él o si sus espinillas pasan de la vertical. Hay que verificar esto para evitar futuros dolores de rodilla.

Una posible solución es decirles que tan pronto como sientan que se levantan los talones pasen al siguiente movimiento.
Otro buen truco para aprender es colocar una banda alrededor del raíl justo donde las espinillas se vuelven verticales.

Esta será la zona donde acaba el confort. Será difícil al principio, pero con el tiempo tus atletas aprenderán donde trabajar con más atención para mejorar la remada.

Asegúrate de que los hombros estén frente a las rodillas

El siguiente aspecto importante que debes verificar es que los hombros de tu atleta estén frente a sus caderas en el momento de la captura. Si un remero comienza el movimiento inclinándose hacia atrás antes de empujar con las piernas, puede causar dolor de espalda con el tiempo.

Una solución que funciona bien en este caso es usar la mano para presionar sus hombros cuando comienzan a remar. Esta resistencia aplicada les enseñará a ser pacientes antes de abrir las caderas.

El remo solo con las piernas también ayuda a los atletas que se reclinan demasiado pronto.

¡Echa una mano a tus atletas para que inicien cada brazada de la mejor forma posible!

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para calificarlo!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Por ahora no hay ningún voto! Sé el primero en calificar esta publicación.

guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Runnium
Logo
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0