Diferencia entre TENS y EMS

Un electroestimulador no solo nos ayuda a tonificarnos si no que es una gran arma para los dolores musculares. Si tienes dolor o estás saliendo de una lesión puede ayudarte con la recuperación.

Por ello hay que saber cómo funcionan para su correcto uso. Y una de las partes más importantes de diferenciar entre los tipos TENS y EMS.

Las dos tienen en común su finalidad que es reducir el dolor y trabajar las diferentes dolencias musculares. Sabiendo como funciona cada sistema identificaremos que electroestimulador es mejor para lograr nuestros objetivos.

La electroestimulación EMS

El sistema EMS consiste en el uso de una carga eléctrica para provocar contracciones musculares de forma periódica.

Para usarlo tendremos que colocar unos electrodos sobre la zona a tratar. Estos emitirán los impulsos eléctricos que cargan las fibras del músculo para provocar la contracción.

¿Cómo funciona?

Como ya hemos explicado, recuperan el músculo mediante las contracciones del mismo. Si tenemos inflamación muscular, este sistema te ayudará a bajar la hinchazón gracias a la contracción del músculo y tendones. Una vez se haya reducido la inflamación conseguiremos restableces la funcionalidad muscular.

electroestimulación emsLos fisioterapeutas suelen incluirlos dentro de sus programas de rehabilitación. De esta forma consiguen reducir el dolor muscular. También estimula el flujo sanguíneo y mejora la movilidad.

Es aconsejable usar la electroestimulación EMS en las siguientes circunstancias:

  • Dolores musculares
  • Problemas de circulación sanguínea
  • Atrofia muscular y pérdida de la movilidad
  • Tonificación muscular

La electroestimulación TENS

El sistema TENS (electro estimulación transcutánea) se encarga de trabajar el nervio mediante cargas eléctricas de baja intensidad. Su uso a través de parches pegados en la piel es el mismo que el EMS.

¿Cómo funciona?

Esta es una terapia orientada exclusivamente a combatir el dolor. Su función es cambiar los medicamente por impulsos eléctricos.

Su funcionamiento hace que ese impulso alivie las señales nerviosas que llegan a nuestro cerebro. Haciendo que el cuerpo produzca las hormonas que actúan como analgésico natural (endorfinas).

Gracias a esto conseguimos un alivio sintomático del dolor. La electroestimulación EMS se usa en los siguientes casos:

  • Dolor agudo o crónico
  • Recuperación de una operación
  • Migrañas recurrentes
  • Lesiones deportivas
  • Antritis o tendinitis

Riesgos de usar un electroestimulador

Irritación de la piel

Utilizar un electroestimulador en su modo EMS puede provocar irritación en la piel. Aunque esto depende también de si lo estás usando correctamente. Se debe limpiar bien la zona antes de colocar los electrodos.

También es aconsejable aplicar gel a la misma zona para reducir la irritación.
Así mismo hay que usar el programa de electroestimulación dentro del límite de tiempo recomendado. Nunca alargarse.

Dolor muscular

Al comprar un electroestimulador hay que aprender a configurarlo de manera que su intensidad permita llevar a cabo la sesión de forma cómoda.
Una intensidad demasiado alta puede producir dolor al provocar contracciones en los músculos a una velocidad superior al aguante.

Este dolor puede comprometer nuestra recuperación, por ello hay que usarlo con cabeza. Si al usarlo sentimos dolor hay que consultar con el psicoterapeuta cual pueden ser las posibles causas. La mayoría de las veces será por una mala configuración.

Ansiedad e incomodidad

Aunque su uso es bastante intuitivo, los electroestimuladores pueden producir a algunas personas incomodidad y ansiedad. Esto se debe a que los electrodos son un plato de gusto para nadie y entre esto y las descargas que emiten pueden causarnos ansiedad mientras lo usamos.

Migraña

Las personas propensas a este malestar suelen tener algún brote después de una terapia con electroestimulación.

Embarazo

Aunque no hay estudios concluyentes, es aconsejable no usar un electroestimulador durante el embarazo. Esto se debe al daño que puede sufrir el feto, por lo que hemos que ser precavidos.

Ventajas

electroestimulador terapiaLas ventajas que un electroestimulador ofrece son múltiples. Desde hace muchos años, este sistema de terapia mediante pequeñas descargas ha sido usado para la recuperación de fibras musculares y estimulación del sistema inmunológico.

Todos los estudios al respecto confirman que se puede reducir el dolor mediante una configuración correcta en los impulsos eléctricos.

También sirve para tratar diversas enfermedades como neuropatía, fibromialgia, inflamaciones, diabetes, desordenes nerviosos, cefaleas, dolores musculares o el síndrome de piernas inquietas.
El sistema emite unas descargas eléctricas que simulan la contracción muscular, consiguiendo que el músculo trabaje sin la movilidad del paciente. Esto reduce considerablemente el dolor al mover el músculo.

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para calificarlo!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Por ahora no hay ningún voto! Sé el primero en calificar esta publicación.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0