5 mitos sobre las cintas de correr

¿Te imaginas correr 50 kilómetros en la cinta? Jacob Puzey, entrenador de Peak Run Performance lo ha logrado, e incluso tiene el récord mundial. De hecho, su tiempo de 04:57:45 fue una hora más rápido que el récord anterior. Si te ha sorprendido que se pueda estar todo ese tiempo corriendo, deberías de seguir leyendo.

¿Cuál es su secreto? Lo primero que hace cuando se sube a la cinta es dar las gracias por una máquina así. «Comienzo por agradecer el milagroso invento que son las cintas de correr«, comparte Puzey. “Incluso las cintas de correr más básicas son todo un avance. Las mentes brillantes han encontrado una manera de hacer posible correr en interiores cuando las condiciones meteorológicas o simplemente los horarios no lo permiten. ¡Es algo increíble!

La cinta de correr a menudo tiene mala reputación siendo bastante injusto. No solo es una máquina notable, sino que también ofrece algunos beneficios importantes cuando se trata de tu entrenamiento. Vamos a aclarar algunos de los mitos más comunes para que puedas seguir el ejemplo de Puzey y usarlos para entrenar con un propósito.

Mito #1: Las cintas de correr son aburridad

Este puede ser fácilmente uno de los mitos más antiguos sobre las cintas de correr. ¿Cuál es el placer de correr y no ir a ningún lado?

Realidad: con la mentalidad correcta y algo de creatividad, correr sobre la cinta puede ser divertido.

«En la mente de algunas personas, las cintas de correr siguen siendo sinónimo de la abrumadora tarea de caminar mediante ejercicios cardiovasculares aburridos y monótonos», admite Leanne Pedante, directora del programa y entrenadora en jefe de STRIDE, un gimnasio en Pasadena, California. «Sin embargo, la reputación de las cintas ha cambiado mucho en los últimos cinco años con la creciente popularidad de los entrenamientos en intervalos de alta intensidad (HIIT)».

De hecho, las cintas de correr han comenzado a llamar la atención en las clases de gimnasia. Con cambios frecuentes en la inclinación y la velocidad, luces tenues y una buena lista de música… correr en la cinta sigue evolucionando año tras año.

Mito #2: Solo es para runners

Realidad: la cinta de correr también es una gran herramienta para aquellos que prefieren andar. Salir a caminar todos los días conlleva importantes beneficios para la salud, y la cinta de correr es una gran herramienta para llevar esos entrenamientos al siguiente nivel.

«Creo que la cinta de correr es una herramienta realmente valiosa y poco utilizada por los no corredores», insiste Pedante. “Se pueden obtener resultados sorprendentes de los entrenamientos de alta intensidad caminando en pendiente. De hecho, en STRIDE, muchos de nuestros clientes realizan sus entrenamientos HIIT y queman más de 500 calorías mientras fortalecen sus piernas, glúteos, núcleos y parte superior del cuerpo «.

Mito #3: Solo es para runners

Realidad: puedes pensar que es imprescindible correr al aire libre para obtener todos los beneficios de este deporte; sin embargo, las cintas de correr son más que suficientes, ¡con ellas puedes entrenarte incluso para competición!

runners“Existe el mito de que las cintas de correr no proporcionan una experiencia de carrera auténtica y, por lo tanto, no permiten que uno se prepare bien para los desafíos de una carrera al aire libre», comenta Puzey. «He entrenado personalmente para al menos dos maratones casi exclusivamente en una cinta de correr y corro igual de bien, o mejor, que para los que he entrenado al aire libre».

Además, la cinta de correr proporciona el beneficio adicional de tener las condiciones controladas. Si tienes que entrenar para una carrera de montaña y vives en un área plana, ¡solo tienes que subir la inclinación de tu máquina! Al tener control del terreno y la intensidad, puedes entrenar incluso para las carreras más duras.

«He descubierto que a menudo es más fácil imitar condiciones de carrera en una cinta de correr que al aire libre (y a menudo nos lleva menos tiempo y esfuerzo hacerlo)», añade Puzey. «Por ejemplo, si estoy entrenando para un maratón de primavera en carretera, puedo obtener un entrenamiento de calidad más consistente en una cinta de correr que si tratara de hacer todas mis carreras al aire libre en la nieve y hielo».

Mito #4: Tendrás lesiones debido a los movimientos repetitivos

Realidad: Pedante revela que correr en la cinta de correr es más fácil para las rodillas que los impactos que recibes en la carretera.

«Correr sobre cemento es más difícil que hacerlo sobre una superficie acolchada, como una cinta de correr o un sendero», señala. “Las cintas de correr actuales usan sofisticados sistemas que absorben los golpes, lo que ayuda a reducir los impactos en cada paso».

Mito #5: Correr en cinta debería de ser el último recurso

Realidad: la cinta de correr tiene muchos beneficios, y si lo deseas, puedes correr únicamente en interiores. Puzey usa la cinta de correr para obtener ciertos beneficios de entrenamiento, como guardar sus estadísticas para luego revisar sus progresos. También es un auténtico avance en cuanto a seguridad evitando vehículos y otros peatones.

“En realidad he usado la cinta de correr para evitar el tráfico, los semáforos, el hielo, las temperaturas bajo cero, los nimales, etc.» subraya. «La cinta de correr no solo se ha convertido en una opción más segura para mí, sino que también me ha ayudado a ahorrar tiempo y evitar lesiones».

¿Te ha sido útil este artículo?

¡Haz clic en una estrella para calificarlo!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

¡Por ahora no hay ningún voto! Sé el primero en calificar esta publicación.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar
0